Barrio San Luis: Los vecinos tienen miedo y piden que les hagan chequeos médicos a ellos y a la familia de la víctima

Los vecinos del barrio San Luis, de Escobar, alejado de grandes centros comerciales y estaciones, intentaban adaptarse a la cuarentena impuesta para frenar el contagio del COVID-19. La muerte por coronavirus de la dueña del mercado local “El Torito” despertó la preocupación de los habitantes que asistían frecuentemente al negocio para realizar sus compras.

Para evitar la propagación del virus, la Municipalidad de Escobar decidió aislar a los familiares de la mujer contagiada, implementar controles policiales en los accesos y fumigar las calles del barrio. Sin embargo, los vecinos expresaron “tener temor” y reclaman que hagan testeos a parientes de la infectada y al barrio en general.

La mujer de 62 años se había presentado con síntomas del virus en el Hospital Dr. Enrique Erill (Belén de Escobar). Según informaron fuentes municipales, no tenía antecedentes de viaje y su cuadro se vio agravado por su edad (perteneciente a población de riesgo) y por tener diabetes. Finalmente, falleció el 8 de abril y su caso marcó el primer deceso por coronavirus en el distrito.

Solitarias. Las calles del barrio San Luis permanecen vacías durante la cuarentena.

Solitarias. Las calles del barrio San Luis permanecen vacías durante la cuarentena.

Uno de sus hijos, quien también presentó síntomas, se encuentra internado con respirador en la terapia intensiva del hospital. Está clínicamente estable.

En el barrio se expandió la paranoia colectiva. Muchos empezaron a señalar a la familia de la vecina fallecida como potenciales focos de contagio. Por ejemplo Luis Alejandro Céspedes, vecino, dice: “Estamos preocupados porque muchos fuimos a comprar al negocio hasta la semana pasada. Me parece necesario que nos testeen a todos. Hay muchas personas en situación de riesgo como yo, que tengo diabetes e hipertensión”. Soledad y Sandra, que viven en el lugar, se sumaron: “La fumigación y el aislamiento de la familia están bien, pero no son suficientes. Deberían hacernos chequeos médicos”. 

Uno de los hijos de la mujer fallecida grabó un video mientras cumple con el confinamiento. Lo hizo para contar el caso de su madre, concientizar a la población y “evitar la desinformación que genera pánico”,

En la Municipalidad de Escobar detallan que clausuraron “El Torito” (ubicado en San Nicolás al 200, Belén de Escobar) y otro almacén que manejaba la familia, fumigaron las calles aledañas e instalaron controles con agentes de prevención en los dos únicos accesos del barrio. El objetivo es que nadie entre ni salga sin el permiso correspondiente.

Además, precisan, hace 11 días ordenaron a seis familiares de la víctima fatal que se aislaran en sus domicilios. Por seguridad, son monitoreados a diario.

Sobre el pedido de algunos vecinos de que lleven a cabo hisopados masivos en el barrio San Luis, en la Comuna de Escobar responden: “Hacer un testeo masivo es inviable en un contexto de pandemia e iría en contra de la libertad individual”. Y agregaron: “Esperamos que todos se comprometan y avisen en caso de tener síntomas”.

El fin de semana, fieles de una iglesia del barrio San Luis circularon por las despobladas calles para dar un mensaje de esperanza con altoparlantes. El momento quedó capturado en un video, que fue compartido en los perfiles de Facebook de varios vecinos, quienes esperan que se disipe el miedo y haya paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.