Bronca de los intendentes por la falta de cajeros automáticos en el Conurbano

Los jefes comunales aseguran que es un pedido que nadie escucha. En la Legislatura, abundan los proyectos para que haya más máquinas en la Provincia. El faltante quedó expuesto en tiempos de cuarentena.
La imagen del día de ayer, que mostraron largas filas en los cajeros automáticos en el Conurbano, cayó como un balde de agua fría la dirigencia política encargada de contener la pandemia. Varios de los intendentes de Conurbano no disimularon su enojo con bancos y con el propio gremio de La Bancaria, que conduce Sergio Palazzo, quien se llevó el reto del presidente Alberto Fernández.

Los jefes comunales vieron hoy como mucho de su esfuerzo físico y económico podría haber sido en vano. Hay alcades que por estar horas dieron de baja obras públicas para comprar comida.

La necesidad de aislamiento social expuso aún más una deficiencia estructural e histórica que lleva años: en el Gran Buenos Aires hay localidaes enteras sin una máquina para retirar dinero.

Si bien el sistema para obtener efectivo no es demasiado compatible con la cuarentena, que las personas tengan que tomarse un colectivo o un tren para encontrar una de esas máquinas lo empeora todo.

En Ensenada, por ejemplo, la localidades de Punta Lara y El Dique, no tienen un cajero autmático. En Esteban Echeverría ocurre lo mismo. En Lanús Oeste tampoco hay y suecede otro tanto en zonas de Avelleneda.

En tanto, a pesar de que los canales de televisión hicieron foco en La Matanza, en el distrito más populoso de la Provincia hay 32 sucursales de bancos públicos y más de 40 de privados, todos tienen por lo menos 3 unidades automáticas.

Al menos tres jefes comunales consultados reconocieron que ha pedido, en reiterados ocasiones, la solución para esta problemática. Es más, el tema fue planteado en videoconferencia que una treitena de alcaldes mantuvo con Alberto Fernández y Axel Kicillof esta semana. El Presidente “habría tomado nota”.

La sensación de todos es que las entidades públicas y privadas no quieren tener más bocas porque “van a pérdida”.

“Nosotros estamos acá comprando comida con la guita de la obras y tengo localidades sin cajeros, son unos hijos de p…”, dijo uno los referentes territoriales. “Palazzo no quiere abrir los bancos”, bramó otro. Enojo por partida doble.

La habiltación de los cajeros la realiza en Banco Central, quien evalúa los requisitos a cumplir. Muchas veces fracasaron intentos de sacar una normativa para regular su instalación cada una cierta cantidad de vecinos.

“Aunque no hay una legislación específica, tranquilamente esto podría ser encuadrado en la Ley de Defensa del Consumidor porque se trata de un servicio esencial”, analizó un especialista para este portal.

Un caso crítico es Florencia Varela, con sólo 26 cajeros. Los datos surgen, justamente, de un pedido de informes realizado en 2018 por el diputado provincial Julio Pereyra, exintendente histórico de esa ciudad.

El proyecto apuntaba al BAPRO pero señalaba que el BCRA tenía una lógica “lucrativa” y no en virtud de mejorar la situación de los usuarios, En aquel momento, por ejemplo se señalaba que la cantidad de cajeros en suelo bonaerense eran 5.193 y en Capital Federal, 3.347, una relación de uno cada 3.311 habitantes y de uno cada 926, respectivamente.

La bronca con Sergio Palazzo está condimentada con elementos más del tipo político, ya que lo acusan de haberse “borrado” desde el primer día del cofinamiento. El sindicalista habló esta tarde y buscó desligarse de las críticas. “Habrá que corregir a través de quiénes programan los pagos”, diparó.

Como ya relató este medio, los bancos estuvieron esta semana también en la mira de las Pymes. Desde sector salieron a reclamar que se hagan de parte una finaciación acorde a los tiempos que se viven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.