Cómo es el esquema que armó Kicillof para monitorear el Coronavirus y la cuarentena

La Gobernación funciona con todos sus roles alterados, ya que se reorganizó todo en función de controlar la pandemia. Mañana se reúne con Alberto Fernández y con intendentes
La crisis desatada por el Coronavirus y la cuarentena alteró profundamente la dinámica de gobierno de Axel Kicillof. Por estas horas, la administración bonaerense funciona de una manera excepcional, donde todos los roles fueron alterados en pos de controlar el avance de la pandemia.

Según pudo reconstruir, principalmente, hay un cuatro “equipos” centrales: Salud, Seguridad, Educación y Desarrollo Social. Obviamente, cada una de estas mesas está controlada por los ministros de cada área.

Carlos Bianco, el Jefe de Gabinete, es el encargado de coordinar estos grupos, quienes a su vez trabajan “codo a codo” con los Municipios. En tanto, Teresa García, la Ministra de Gobierno, se encarga de atender las demandas de los intendentes.

Según adelantó Fernández, la convocatoria es para coordinar y ajustar el operativo de control en la zona metropolitana, por donde más está circulando el virus. El Jefe de Estado advirtió que necesita que “el Ejército esté más involucrado”.

Un dolor de cabeza -o desafío- para Kicillof vienen siendo las decisiones unilaterales que están tomando algunos jefes comunales, a pesar del pedido para que “no se corten solos”.

Por ejemplo, Alejandro Granados, en Ezeiza, decidió vallar los principales accesos al distrito porque “el decreto de aislamiento no está cumpliendo”, según explicó su hijo y jefe de Gobierno, Gastón.

Por su parte, Sergio Berni, el titular de Seguridad provincial, anunció que los alcaldes, en este marco, perdían la cuota de injerencia que suele tener sobre la Policía para evitar “explosiones de creatividad”. Es decir, para ideas unilaterales. La idea no cayó nada bien entre los destinatarios de la frase.

Como ya relató este medio, Berni tiene una mirada propia sobre la utilización de los efectivos, ya que lo quiere para patrullaje nocturno, cuidar comercios y mantener la paz social. En su última conferencia de prensa hizo pública su convicción de que el éxito de la cuarenta no es una cuestión policial sino de “toma de conciencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.