Cómo prevenirse de los “cuenteros de la crisis”

crisis

crisis

Las situaciones de crisis económicas son “aprovechadas” por los delincuentes que prefieren a aquellos que se encuentran en una situación más vulnerable, como los adultos mayores. El “cuento del tío” aparece otra vez disfrazado de empleado bancario que busca ayudarlos a proteger sus ahorros. La estrategia de los delincuentes es lograr que saquen su plata del banco para llevarla a un supuesto lugar seguro generando la sensación de que el dinero en el banco no está seguro. O detectando que tienen la plata y al revés decirles que el “colchón” es un peligro y que ellos tienen una caja de seguridad. También hay otra estafa que tiene que ver con un llamado de la Anses diciendo que van a cobrar la “reparación histórica” y mediante engaños los hacen entrar al cajero y hacer trasferencias. “Lo que hay que saber es que ningún empleado bancario entra a un domicilio particular. Todos los trámites se deben hacer de forma personal y en la sucursal”, sostiene el especialista en seguridad Martín Durán. Lo que tenga que ver con mover dinero de la cuenta o depositar no lo puede hacer un gestor, en todo caso sí un apoderado, pero es un trámite frente a un escribano, de ninguna manera un acuerdo de palabra.

“Hubo situaciones en las que los delincuentes se comunicaron con los jubilados para decirles: ‘¿Cómo no te enteraste? Hay que anotarse en un listado, se acabaron los dólares, les van a mandar un empleado del banco para proteger la plata'”, explica Durán alguna de las estafas que detectaron. “Como la del supuesto llamado de Anses que se le va a depositar la reparación histórica, que tienen que ir a un cajero, los guían y los marean para que hagan una transferencia a un CBU del delincuente”, agrega. Los consejos son los mismos que ante el secuestro virtual, cortar la comunicación telefónica, llamar al 911 y comunicarse con un familiar. “Nunca darle dinero a alguien que dice venir de parte del hijo o sobrino, aunque tengan los datos de ellos. El engaño más común es el ‘te estoy mandando a un amigo'”, explica Durán.

“En la mayoría de estas estafas contratan a una moto de mensajería. Le dicen ‘andá a buscar un paquete a la casa de mi abuela’. El mensajero no sabe que está siendo usado para que esa persona se quede con todos lo ahorros de la mujer. Otras veces, en un porcentaje más pequeño, el motoquero está en complicidad con el delincuente”, explica Durán.

Es importante que se esté alerta a cualquier tipo de cuento del tío que aprovechen los delincuentes suponiendo que la gente teme dejar el dinero en el banco. La primera recomendación es no hablar del dinero que se tiene en la casa, después están atentos a cualquiera que se haga pasar por operario del alguna empresa de servicio y pida pasar al domicilio. Si no se pidió la asistencia no deberían ir, y en todo caso antes de permitir el ingreso hay que chequear con la empresa. En cuanto a darle el dinero a alguien, sólo en mano a la persona de confianza, jamás a un supuesto amigo de esta.

En tiempos de crisis los estafadores se aprovechan del miedo de la gente y logran convertir los fantasmas en realidad, pero para quedarse ellos con los ahorros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Escobar Noticias106 - Portal de Noticias de Escobar y el Conurbano Norte