Contrastes en Escobar: las tasas altas y los baches hondos

Escobar es un pueblo de contrastes. A las asimetrías frecuentes en el conurbano, en el que los lujosos countrys se erigen a pocos metros de barrios que carecen de los servicios más elementales, se suma una gestión que propone la convivencia de cargas tributarias correspondientes a una ciudad primer mundo con una infraestructura urbana propia de un país de posguerra.

Se dirá con atino que los problemas estructurales en este distrito son de larga data. Sin duda lo son. La novedad radica en que esa precariedad hormigonil es ahora la contracara de una presión impositiva que haría esperar un territorio menos hostil para el tren delantero de los vehículos y la suela de los zapatos.

En este marco es importante recordar que para este año el aumento general previsto en las tasas generales es del 35% y que se contempla una “cláusula gatillo”; es decir que en el caso de dispararse el índice inflacionario, las boletas municipales se inflarán en la misma medida.

Si a esto se suman los incrementos acumulados desde 2016 se llega a llamativos casos en los que un vecino, por poseer un departamento de pocos metros cuadrados debe pagar mensualmente varios miles de pesos.

Pero la presión tributaria local no se limita a las boletas que llevan el florido logo municipal. Las facturas por servicios públicos como energía eléctrica y gas contienen cargos que se derivan al erario de Estrada y Asborno. En el primer caso, el item “Tasa municipal por alumbrado público” puede incrementar más de un 40% el importe total de la boleta.

Estos “impuestos infiltrados” tienen para la Municipalidad la gran ventaja de un casi nulo índice de evasión: el usuario de Edenor no puede desglosar el importe, paga todo o no paga nada; y si no paga nada, le cortan la luz.

En notas anteriores nos hemos preguntado, sobre todo en el contexto de la dura pandemia, cuál ha venido siendo la derivación de los fondos recaudados por el Estado municipal. Desde entonces no solo no se ha dado una respuesta convincente a la sociedad sino que la redacción de este medio ha recibido reacciones bastante poco gentiles por parte del funcionariado local.

One thought on “Contrastes en Escobar: las tasas altas y los baches hondos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.