Crisis en el Sanatorio Plaza de Escobar por deuda de PAMI: Más de 100 puestos de trabajo en riesgo

El cambio de autoridades como consecuencia de la nueva gestión de Gobierno genera demoras en varios organismos del Estado. PAMI no es la excepción y el retraso en el pago pone en riesgo a los sanatorios y clínicas privadas que son “pamidependientes”. Este es el caso del Sanatorio Plaza, de Escobar, donde la última factura que pagó la obra social data del mes de noviembre.

“Estamos en una situación compleja”, cuenta el Director del Sanatorio, el Dr. Labonia, a Informe Político. “La última factura que pagó PAMI fue del mes de noviembre. Diciembre y enero no lo pagaron y el 20 debería venir el pago de febrero pero es incierto”, explica Labonia.

El sanatorio de Escobar no es el único que, “por problemas administrativos” en la obra social, no reciben el pago correspondiente por las prestaciones realizadas. En efecto, los propietarios de varios centros de salud de gestión privada se han unido para enviar una nota a las nuevas autoridades del PAMI, encabezadas hoy por Luana Volnovich. Por el momento no han obtenido respuestas.

En Escobar, son unos 70 trabajadores, entre técnicos y personal de enfermería, más unos 50 profesionales que están cobrando en partes desde diciembre. “Es muy difícil mantener una situación así”, relata Labonia, al tiempo que cuenta que, pese a ello, la atención no se ha visto afectada para los alrededor de 7500 usuarios de PAMI que integran la cápita del sanatorio.

“Los dueños de la firma verán hasta cuándo pueden sostener esto”, explica el Director del sanatorio, que intenta mantener un encuentro con el Secretario de Salud del Intendente Ariel Sujarchuk, Juan Manuel Ordóñez. “Es un tema de salud pública”, aclara. En efecto, si el Sanatorio Plaza cerrara sus puertas, los jubilados y jubiladas que se atienden en el centro de salud, deberán ser contenidos por el sistema de salud público.

Días atrás, desde PAMI anunciaron un acuerdo con las farmacias para avanzar con el pago de una deuda que también ponía en peligro el expendio de medicamentos. Ahora son los sanatorios de gestión privada, principalmente, los que esperan, al menos, el comienzo del diálogo para llegar a un acuerdo con fechas de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.