Denuncian que quieren cerrar 12 ramales de la línea 60

A través de un comunicado, los delegados de los trabajadores advierten que el grupo DOTA, actual gerenciador de MONSA Línea 60, busca imponer la “readecuación de las trazas”, que implicaría eliminar el 63% de los ramales. Temen despidos y precarización.

El cuerpo de delegados de choferes de la Línea 60 advierten que luego de que fuera impugnado, el actual gerenciador de MONSA Línea 60 insiste en imponer la readecuación de las trazas, lo que implicaría el cierre de 12 de los 19 ramales. Denuncian que han avanzado en sus maniobras extorsivas amenazando con el cierre de la cabecera Barracas a partir del 1 de noviembre.

A través de un comunicado, los delegados afirman que el grupo DOTA “busca, otra vez, que el Ministerio de Transporte le habilite a eliminar 12 ramales y a partir la línea en dos: donde los servicios de Capital llegarían hasta San Isidro y los de zona Norte hasta Barrancas de Belgrano. Obligando, así, a qué los pasajeros abonen dos pasajes en lugar de uno para realizar el mismo trayecto”.

“Desde el Cuerpo de Delegados entendemos que la readecuación implicaría despidos, cambio en las condiciones de trabajo y flexibilización laboral, dejando a miles de pasajeros de a pie. Por estas razones, nos declaramos en alerta y en estado de asamblea permanente a la espera de que el empresario revierta está drástica decisión”, agregan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.