Detuvieron al acusado de atropellar a dos chicas de 13 años y matar a una de ellas

Un hombre fue detenido acusado de atropellar y matar a una adolescente y de herir a otra, ambas de 13 años, cuando pasó un semáforo en rojo en la localidad de José León Suárez.

El accidente ocurrió el domingo pasado cerca de las 21.15 en la intersección de las calles Washington y Capdevilla, de la mencionada localidad del Partido bonaerense de San Martín, cuando las jóvenes regresaban a su casa luego de celebrar el día del padre.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que en ese momento un auto modelo Renault Logan color champagne cruzó a alta velocidad el semáforo en rojo e impactó sobre las dos adolescentes y huyó del lugar.

Tras el impacto, Lourdes Gramajo y su prima, Ludmila Gramajo, ambas de 13 años, fueron derivadas al Hospital Materno Infantil de San Isidro con varios politraumatismos en su cuerpo.

Producto de las heridas graves y una complicación pulmonar, Lourdes falleció el miércoles por la mañana, mientras que su prima continúa internada con politraumatismos en uno de sus brazos pero fuera de peligro.

La causa quedó a cargo del fiscal Rubén Moreno, de la Unidad Funcional de Investigación (UFI) 4 de San Martín, quien ordenó el análisis de las cámaras del municipio para dar con el sospechoso.

Luego de una investigación y del rastreo de la patente, se logró identificar el auto, que se encontraba en un taller de chapa y pintura para que le realizaran el arreglo provocado por las roturas del accidente.

Por orden judicial se detuvo al supuesto conductor, identificado como Mauricio Aquino, de 33 años, quien se dedica a vender empanadas y pizzas, y que fue señalado como quien conducía el vehículo en el momento del hecho.

Según las fuentes, el auto está a nombre de la novia de Aquino y la autorización para utilizarlo era del padre y hermano de la mujer.

Fuentes con acceso a la causa indicaron que testigos manifestaron que Aquino se encontraba celebrando el día del padre en la casa de su suegro cuando aproximadamente a las 20.30 salió a entregar un pedido.

Minutos más tarde se comunicó con la familia de su novia y les dijo que había tenido un accidente, pero que no recordaba qué pasó.

Las fuentes judiciales indicaron que el acusado se negó a declarar ante el fiscal y solo llegó a decir, entre lágrimas, que estaba arrepentido del hecho.

El fiscal Moreno solicitó que Aquino continúe detenido y lo imputó por “Homicidio agravado y lesiones graves culposas agravadas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.