Detuvieron al asesino de una nena de 9 años

En las últimas horas, agentes de la Policía Federal (pertenecientes a la División Asuntos Migratorios) lograron detener en pleno centro de Pilar a un hombre que se encontraba prófugo de la Justicia tras haber sido condenado a diez años de prisión por los delitos de “Robo a Mano Armada” y “Homicidio” por parte del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 18.

El hecho en cuestión había ocurrido en diciembre de 2014, cuando el prófugo (identificado como Silvero Verón, un hombre de 33 años y nacionalidad paraguaya) realizó -en el marco de un robo- varios disparos con arma de fuego en el interior de la Villa Zavaleta, ubicada en CABA. Uno de esos disparos mató a Cinthia Ayala Villalba, una nena de 9 años que en ese momento estaba jugando con amigos en una canchita de fútbol. El proyectil impactó en el estómago de Cinthia que le produjo la muerte cuando era trasladada al Hospital Penna.

El hombre se encontraba prófugo al fugarse de su domicilio. Con esos datos, la Policía detuvo al condenado, quien trabajaba como operario en una fábrica y tenía una identificación falsa, por lo que quedó a disposición del magistrado interventor.

La Prefectura Naval Argentina intervino junto a personal de la comisaría 32 de la Policía Federal y detuvo a Verón, como autor del delito de “homicidio simple”.

Luego de diversas tareas investigativas llevadas a cabo por los efectivos federales, se logró determinar que el buscado se estaría ocultando en Pilar. Así fue como se montó un operativo de vigilancia en la zona, logrando su detención en la intersección de las calles Hipólito Yrigoyen y Rivadavia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.