El Gobierno negó que la Provincia de Buenos Aires esté viviendo “una ola desmedida de inseguridad”

El secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, afirmó que en junio pasado aumentaron los delitos contra la propiedad en la provincia de Buenos Aires, en comparación con los dos primeros meses del aislamiento obligatorio, y afirmó que la llegada de las fuerzas federales en ese territorio apunta a que el índice “no escale”, aunque negó una “ola desmedida de inseguridad”.

“El viernes empezó el operativo que trabaja sobre algunos distritos que las autoridades de la Provincia nos marcaron, y que van a seguir marcando sobre otros la semana que viene”, indicó el funcionario nacional, en referencia al operativo de seguridad que comenzó en el conurbano hace dos días.

El nuevo gobierno de los Fernández, bajo la lupa de Ignacio Miri.
En ese sentido, comentó que hasta ese momento las fuerzas federales estaban presentes en 31 distritos bonaerenses, pero que tras la reunión entre la cartera nacional y la provincial se enviaron efectivos de Prefectura Naval y Gendarmería también a los partidos de Avellaneda, Quilmes, La Matanza, Almirante Brown, Moreno, Esteban Echeverría, Florencio Varela y Lomas de Zamora.

“Nosotros no estamos ante una situación que tenga que ver con una ola desmedida de inseguridad, es una situación donde después de dos o tres meses, por un operativo de cerrojo general, porque no había tránsito, se empiezan a visibilizar algunos delitos”, dijo en diálogo con Radio Mitre.

Consultado sobre los delitos contra la propiedad, el secretario indicó que este índice “creció con respecto a los dos primeros meses de la cuarentena”, aunque aclaró que recién en agosto recibirán las estadísticas de parte de la provincia para saber con precisión cuánto aumentó.

Luego, Villalba remarcó que el objetivo del acuerdo con la Provincia de Buenos Aires “es que esto no escale y que en el corto plazo estemos ante una situación grave respecto a los índices delictuales”.

“Nos preocupa estar a la altura para que cuando la situación vuelva a la normalidad y cuando crezcan el tránsito y la actividad económica, esto no pase a mayores, principalmente los delitos que más afectan a la sociedad, que son los homicidios dolosos y los delitos contra la propiedad”, agregó.

Sobre el caso de Jorge Ríos, el hombre de 71 que se encuentra detenido bajo arresto domiciliario tras asesinar de dos disparos a un delincuente que había ingresado a su casa en Quilmes, Villalba consideró que “la Justicia es la que se tiene que ocupar de saber si lo que hizo el jubilado está dentro de la ley o no”, y que no es su “tarea” pronunciarse “a favor o en contra de cada caso”.

“No se trata de enumerar casos puntuales que generan terror en la gente, acá se trata de dar respuestas necesarias, los delitos ocurren en un territorio, y ese territorio tiene una policía, un armado de seguridad y un ministro, y como fuerzas federales lo que hacemos es colaborar con eso”, concluyó.

En lo que va del año se registraron al menos 74 homicidios vinculados a robos en la Provincia de Buenos Aires​, según un relevamiento de Clarín en base a los casos publicados en los medios, ante la falta de estadísticas oficiales. De los fallecidos, 40 fueron víctimas de robo (55%) y 34 eran ladrones (45%). El promedio arroja que hubo una muerte cada tres días, con un pico de una cada 36 horas en junio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.