El jubilado que mató al ladrón seguirá procesado sin prisión preventiva

Jorge Ríos, el jubilado que mató a balazos a uno de los delincuentes que entró a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes hace diez días, continuará procesado por el hecho pero ya sin prisión preventiva.

Ríos, de 71 años, se encuentra procesado por “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego” que tiene una pena mínima de diez y ocho meses de prisión, por el asesinato del delincuente Franco Moreyra de 26 años.

Además, pedido de la defensa se obtuvieron los videos de las dos cámaras continuas a las que ya se conocen, las cuales pertenecen a una fábrica, y cuyas imágenes le habían negado a los abogados de Ríos.

Según informó Marino Cio Aparicio, abogado de Ríos, “en ninguna de esas cámaras se ven los tres disparos” a los que hacen referencia algunos testigos.

Quilmes: un video muestra el supuesto tercer tiro del jubilado a un ladrón

Quilmes: un video muestra el supuesto tercer tiro del jubilado a un ladrón

Actualmente, el herrero, quien tiene diabetes y problemas en sus riñones, se encuentra internado en una clínica de Belgrano desde esta mañana a causa de una descompensación.

Los cuatro detenidos hasta el momento se negaron a declarar y el juez deberá tomar una decisión sobre cada uno de ellos. Aun se encuentra en investigación cuál era el rol que cumplía cada delincuente. Se presume que el último de los detenidos que incluso estuvo prófugo, conocido como “El Peke”, era el líder de la banda y quien atacó y torturó con un destornillador a Ríos en su propia casa.

El jubilado habló en las últimas horas y aseguró que ni su familia ni él volverán al domicilio en Quilmes: “Ahora la pesadilla es mucho más grande. Esta gente vive a tres cuadras de mi casa, en la villa, ¿qué voy a volver? ¡Ni loco!, ni yo ni mi familia”, señaló el hombre de 71 años en declaraciones televisivas.

Y agregó: “Yo ya tomé la decisión que ahí no vuelvo. Esta gente me cagó la vida de una manera… Yo no voy a arrastrar a cinco nietos, tres hijos, los amigos… Perdí todo, perdí mis amistades, mi casa, mi barrio, mi forma de vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.