El Servicio Meteorológico Nacional emitió una advertencia nivel violeta por altas temperaturas

El mapa del país en el nuevo sistema informativo del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) tiene áreas teñidas de violeta. El resto está pintado de color verde: significa “tranquilidad”. El violeta es lo contrario, la “advertencia”. En las zonas que se tiñen de este tono “se esperan fenómenos que pueden presentar inconvenientes o dificultades en el normal desenvolvimiento de la vida social”. En once provincias del centro del país, rige una “advertencia” por las altas temperaturas.

El aviso tiene vigencia desde las seis de la mañana del domingo y se prevé que continúe hasta la tarde del lunes. Comprende a la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, San Luis, San Juan y Santa Fe. No constituye una alerta, que toma como referencias a las lluvias, tormentas, nevadas o vientos fuertes, sino que supone una advertencia por fenómenos como altas o bajas temperaturas, niebla, polvo, humo o ceniza volcánica.

El organismo nacional espera que en el territorio porteño y bonaerense se registre una temperatura máxima que se ubiquen entre 34°C y 39°C, mientras que las temperaturas mínimas oscilen entre los 22°C y 25°C. Y contempla que las condiciones meteorológicas se prolonguen, al menos, un día más. El martes, el Servicio Meteorológico Nacional, pronostica tormentas aisladas.

En casi toda la provincia de San Luis, el sur de La Rioja, el este de San Juan y Mendoza, las áreas afectadas por las altas temperaturas tienen como margen un 40°C de máxima. El noreste de Neuquén y el norte de Río Negro presentan condiciones algo más benévolas con parámetros meteorológicos de entre 36°C como máxima y 19°C como mínima. En ambos casos, la advertencia violeta rige solo para el domingo.

Las recomendaciones frente a una ola de calor del SMN son varias. Para evitar sus efectos, recomienda aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada; no exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas); evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas; evitar comidas muy abundantes; ingerir verduras y frutas; reducir la actividad física; usar ropa ligera, holgada y de colores claros, sombrero, anteojos oscuros; permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Ante dolor de cabeza, vértigos, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), el organismo aconseja: “Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta. Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.