Encuentran más restos de la mujer descuartizada por su marido

Tras un operativo de rastrillaje llevado a cabo por la policía, en la tarde del martes se hallaron más restos de Rosa Acosta Brizuela, la mujer de 55 años asesinada y descuartizada por su marido, quien luego se quitó la vida, el 27 de enero pasado en una localidad de Pilar
En este caso se halló el cráneo y la pelvis de la víctima, los cuales ya fueron remitidos a la Asesoría Pericial de San Isidro. Estaban incinerados y en avanzado estado de descomposición. Los investigadores indicaron que existen prácticamente certezas de que sean los restos de la mujer asesinada.
El hallazgo se produjo luego de que la policía pusiera en marcha un nuevo operativo en busca de más restos de la víctima cuya pareja, Lorenzo Duarte Martínez, se quitó la vida al ser descubierto arrojando los restos de la mujer en un descampado de la localidad antes mencionada.
Cabe recordar que, a partir de este caso, se supo que Duarte cargaba con otro femicidio (había estado preso por asesinar a una esposa anterior), e incluso se le atribuyen al menos tres desapariciones: dos mujeres y un hombre de los que no hay rastros, por lo que se cree podría haber sido un asesino múltiple.

Operativo
Según informaron fuentes policiales, el rastrillaje se puso en marcha cerca de las 15.30 en la zona de la estación de trenes de la localidad y participaron dos perros de la unidad canina de los Bomberos de la Boca.
A pie, el operativo se extendió a ambos lados de la vía del ferrocarril San Martín, y culminó en el arroyo Pinazo, límite con Jose C. Paz, realizando un recorrido total de unos 7 kilómetros.
Los mismos voceros de la fuerza confirmaron que los restos fueron hallados en un descampado de la localidad vecina por una mujer que caminaba por el lugar, en medio de un predio con pastizales que habían sido quemados, cercanos a las vías.

Horror
El hecho fue descubierto cerca de las 18.30 del 27 de enero. Un hombre bajaba del tren que acababa de llegar a Astolfi procedente de San Miguel, cuando vio cómo un desconocido arrojaba una bolsa de residuos negra a un descampado.
La bolsa enganchó del alambre, abriéndose por completo y dejando al descubierto una pierna humana.
El homicida intentó escapar corriendo al costado de las vías, con dirección a Presidente Derqui. Llevaba una mochila que hacía lenta su carrera, por lo que en un momento la tiró. Luego, la policía pudo corroborar que en su interior había más restos humanos.
Pronto, un móvil del Comando de Patrullas se sumó a la persecución junto a otros efectivos de a pie. Cuando se vio rodeado, Duarte tomó un cuchillo y se lo clavó en el pecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.