Escobar: tras el desalojo, la provincia trabaja para encontrar una salida habitacional

Las familias que habían tomado el predio en Escobar serán asistidas por los gobiernos nacional, provincial y municipal.

Luego del desalojo de un predio de cinco hectáreas que había sido ocupado el año pasado en el partido partido de Escobar, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires se encuentra trabajando con las familias para brindarles una solución a sus problemas de vivienda.

El predio fue desocupado ayer por orden del juez de Garantías Nº3 de Escobar, Luciano Marino, mientras que la empresa propietaria de los terrenos también se ofreció a otorgar una ayuda a las familias que denunciaron que fueron estafadas por inescrupulosos.

La mayoría de los terrenos que habían sido ocupados por unas 60 familias se encuentran sobre la calle Sargento Cabral, casi en el límite entre los barrios Stone y San Luis, en Escobar.

Las familias que habían tomado el predio reclamado por una empresa privada firmaron un documento para retirarse pacíficamente del lugar y, a cambio, serán asistidas por los gobiernos nacional, provincial y municipal.

“La municipalidad de Escobar, la provincia de Buenos Aires y el Gobierno Nacional se comprometen a establecer un dispositivo con el objeto de evaluar la problemática habitacional de cada una de las familias alcanzadas por la medida dispuesta y proponer formas transitorias y/o definitivas para la resolución de dicha problemática”, dice un documento oficial.

Ayer, al retirarse del lugar, los vecinos denunciaron que poseían boletos de compraventa de los terrenos y que habían sido estafados por inescrupulosos que los contactaron a través de la red social Facebook.

En el predio, en tanto, las casas de material que habían sido construidas por las familias ocupantes comenzaron a ser destruidas con el objetivo de dejar liberado el lugar.

Por su parte, el senador por Cambiemos, Roberto Costa -hermano de uno de los socios propietarios del predio desalojado- dijo hoy -en declaraciones al canal A24- que la empresa compró los terrenos “para hacer un barrio, había una preventa, tendido de líneas eléctricas y ahí empezaron las ocupaciones”.

“Hay que tener en cuenta que hay gente que ha sido compradora de buena fe”, admitió Costa y resaltó que habló con su hermano anoche y le dijo que la empresa propietaria “va a colaborar” con la gente desalojada que denunció que fue estafada.

El legislador indicó que con las tomas de terrenos “empezamos hace muchos años” y agregó: “Acá siempre tenemos que tener en cuenta eso, que siempre hay alguien que hace las cosas mal en el medio: el perjudicado es el propietario, el Estado y las personas que compraron a esos inescrupulosos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.