Fiesta clandestina, local clausurado y choque en un sábado agitado

El de ayer fue un sábado agitado en Pilar y sus zonas aledañas. A lo largo de la jornada se fueron sucediendo hechos relacionados directamente con las normas vigentes por la pandemia de Covid-19 y los comportamientos sociales que se vienen advirtiendo desde hace algunas semanas.

Pasado el mediodía, un choque entre varios vehículos se produjo en la autopista Panamericana, metros antes del peaje del ramal Pilar, mano al norte. En este sentido, ayer la traza hacia Provincia se vio cargada, en un escenario muy parecido al que solía darse antes del aislamiento.

Por su parte, el Municipio clausuró en la tarde del sábado un local gastronómico que se encontraba abierto con atención al público en las mesas. Se trata de Crepas, ubicado en el patio de comidas del shopping Torres del Sol, en el Kilómetro 50 de Panamericana.

Durante la recorrida por el complejo detectaron la presencia de nueve personas que estaban consumiendo alimentos y bebidas en las instalaciones del local, por lo que se procedió a su inspección. Si bien sólo estaba habilitado para funcionar como “take away”, los inspectores se encontraron con personas consumiendo y bebiendo en distintas mesas y se procedió a su identificación e imputación por violación al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO).

La jornada guardaba un capítulo más: anoche, la policía irrumpió en una fiesta clandestina que se estaba llevando a cabo en el barrio Pellegrini, en la que -según las primeras fuentes consultadas- se encontraban no menos de 30 jóvenes, con una decena de autos estacionados en la puerta de la vivienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.