Indignación en Zárate: ancianos sin DNI y sin vacuna

Un cura de Zárate protestó en Olivos porque 20 ancianos a su cargo no podían recibir la vacuna por no tener dni. Provincia intervino. El intendente no vio nada.

A pesar de que el intendente Osvaldo Cáffaro anunció que llevó a cabo un “relevamiento total” de geriátricos de su distrito, la localidad de Zárate fue noticia esta semana porque un cura debió protestar a la quinta de Olivos para reclamar que 20 ancianos que están a su cuidado recibieran su DNI ya que sin documento no se pueden aplicar la vacuna contra el coronavirus.

El Hermano Marcelo, como fue identificado, viajó 80 kilómetros con un pedido desesperado al presidente Alberto Fernández. “Vengo de Zárate, de un hogar de abuelos indigentes, y el municipio no los vacuna porque no tienen DNI”. La foto se hizo viral, la noticia tuvo alcance nacional.

El Gobierno provincial tomó cartas en el asunto. El Registro de las Personas realizó un operativo en el hogar Sagrado Corazón e identificó a 17 hombres mayores, de los cuales 6 no tenian documento o debían renovarlo, en tanto que otros 10 no tenían ningún tipo de documento que acreditada identidad.

La protesta de un cura en Olivos expuso al intendente de Zárate

La protesta de un cura en Olivos expuso al intendente de Zárate

“Los agentes del Registro de las Personas debieron constatar la identidad para poder confeccionar la documentación. Se realizaron 11 ejemplares de DNI y 2 certificados de pre-inscripción y con estas medidas se garantizó el acceso a la identidad”, comunicaron desde el ministerio de Gobierno, a cargo de María Teresa García.

Las autoridades del Registro también coordinaron un canal de comunicación con el religioso a cargo del hogar, Marcelo Prado, para establecer un mecanismo de información cotidiana que garantice la identidad de las personas mayores en situación de calle que llegan a la institución.

Ahora las miradas recaen en el intendente Osvaldo Cáffaro, quien no dio respuesta al hermano Marcelo ni a 20 de los vecinos que más lo necesitaban. También vale la pena preguntarse qué tipo de control ejerce el estado Municipal, que por cercanía es el principal responsable, sobre ese tipo de instituciones.

En Zárate todavía recuerdan que durante la apertura de sesiones, el intendente sacó pecho al anunciar que llevó a cabo un plan específico para abordar el problema. “Se llevó adelante el Programa Registro de Geriátricos, en el cual se realizó visita y relevamiento de un total de 29 Instituciones, con un total 320 adultos mayores”, dijo entonces. A Cáffaro le quedaron 20 ancianos en el camino, tal vez los que más lo necesitaban.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.