La cuarentena obligatoria comenzó con largas colas en los supermercados

El presidente Alberto Fernández decretó un “aislamiento social preventivo y obligatorio” desde esta medianoche hasta el 31 de marzo con el objetivo de contener la pandemia del coronavirus. En su anuncio, el presidente aclaró que durante la cuarentena las personas podrán salir para hacer lo estrictamente necesario, como proveerse de alimentos en supermercados.

“Las personas deberán permanecer en sus casas y salir para lo necesario; van a seguir abiertos supermercados, negocios de cercanía, farmacias”, aseguró Fernández con el objetivo de llevar tranquilidad, luego de que el día jueves se viera un importante afluente de personas haciendo compras en cantidad por miedo al desabastecimiento.

El anuncio parece no haber sido entendido por cientos de vecinos de todas las localidades que desde esta mañana se agolpan en los supermercados y almacenes de todo el distrito. Lo mismo ocurre en distintos puntos del país.

Ante este panorama, el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal) y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja instó a que “la gente no vaya corriendo al supermercado, porque no hay ningún riesgo de desabastecimiento y las plantas están funcionando con normalidad”, y aclaró que “la industria alimentaria ha sido incluida dentro de la esencialidad y la exclusión al aislamiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.