La verdad sobre las suspensiones de producción en la planta de Toyota

Recordamos aquel momento en plena crisis de 2002.  Decenas de empresas se iban de Argentina y despedían empelados por doquier, post caída del gobierno de De la Rúa y la devaluación de Duhalde.

Entonces en un lujoso hotel de Capital Federal, el entonces presidente de TOYOTA, Ing. Tomio Katsuta, anunciaba una fuerte apuesta en la planta de Zárate con una inversión de 200 millones de dólares y la creación de miles de nuevos puestos de trabajo.

Hoy, otra crisis se asoma. Cómo las que reiteramos cíclicamente y a las que ya nos hemos casi como acostumbrados, nos vuelve a golpear. Y, se repite la historia. También con las empresas, muchas cerrarán actividades en Argentina y se irán. Otras, ya están despidiendo.

Toyota NO.

Le toca ahora anunciarlo al Dr. Daniel Herrero, su actual y visionario presidente, el de mayor proyección en estas más de dos décadas en Argentina.

Y para quienes conocemos la filosofía toyotera, para nada nos sorprende que se diga NO DESPEDIREMOS A NADIE.

Antes se ajustarán costos en muchos asuntos internos, pero sabemos que no tocará en nada su plantel de casi 6000 “colaboradores”, como les suele llamar siempre Herrero.

Hoy, anuncian que “YPF y Toyota fortalecen su alianza estratégica”. Que “Luego del acuerdo de provisión de energía eólica anunciado el año pasado, ambas compañías buscan desarrollar nuevos negocios”. También que “Explorarán nuevas oportunidades en las áreas de posventa, movilidad y agro” y que, “Los primeros pasos serán el patrocinio del equipo de competición y el abastecimiento y recomendación de uso de combustibles”.

Más de lo mismo, crisis en el País. Y, apuesta de TOYOTA a crecer sin perjudicar a los que menos culpa tienen. Por el contrario, cuando Herrero dice que está orgulloso de la calidad de la Hilux y de la mano de obra que la fabrica; cuidándolos así, reafirma la convicción de sus dichos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.