Las causas de la invasión de mosquitos y cuántos días durará

La seguidilla de lluvias intermitentes, sumada a las altas temperaturas y la humedad propia de esta época, derivó en una nueva invasión de mosquitos en la ciudad de Buenos Aires y alrededores. La mayor presencia del insecto se comenzó a ver en las últimas horas y generó preocupación en la sociedad.

“Lo más importante es que no hay casos de Dengue hoy en la ciudad de Buenos Aires, ni autóctonos, ni importados”, explicó ante LA NACION, Julián Antman, gerente operativo de la subsecretaría de Planificación Sanitaria del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.Ads by

Antman agregó: “Lo segundo, esta invasión de mosquito es de los que se conocen como Aedes albifasciatus, que tiene un promedio de vida de siete días. Es un mosquito común y que se puede ver en mayor cantidad. En cambio, el Aedes Aegypti, siempre está presente este octubre y mayo es el vector de enfermedades como Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla”.

Lo fundamental es diferenciar a estos dos mosquitos y los hábitos que tiene cada uno. El Aedes Aegypti es un mosquito más chiquito y tiene las antenas y patas blancas y negras. Sus hábitos, en general es picar en el amanecer y en el atardecer”, detalló el funcionario porteño.

Para llevar tranquilidad, explicó: “Este mosquito, el Aedes Aegypti, no aparece en oleadas por la humedad y el calor. Es uno que está siempre en la ciudad de Buenos Aires entre octubre y mayo. Es un mosquito domiciliario y peridomiciliario. No está en parques, plazas o en los lagos de Palermo. Están donde hay personas en sus casas o departamentos, porque son las personas las que le dan sus lugares de cría a través de pequeños recipientes donde se generan los criaderos”.

“Antes se decía que había que descacharrar. Sin embargo, en la ciudad de Buenos Aires, en el 80% de los barrios los principales criaderos son, por ejemplo, los potus en agua. Ese es el spa de los Aedes Aegypti porque están dentro de las casas, cerca de las personas para picarles, tiene agua y paredes. Allí las hembras de estos mosquitos dejan sus huevos en las paredes de los pequeños recipientes”, detalló Antman.

Ante la consulta de cuántos días puede durar la invasión, dijo: “No puedo hacer futurología, pero lo que se puede decir es que mientras sigan estas condiciones de tiempo, es probable que haya más mosquitos porque le estás dando agua y calor por todos lados. Como este tipo de mosquitos pone los huevos en cualquier lado, mientras haya mucha agua y calor, habrá muchos mosquitos siempre. Si te molestan muchos los mosquitos, usá repelente, pero no es un problema de salud pública en sí”.

Sobre la posibilidad de fumigación en espacios públicos, respondió: “Para ningún mosquito tiene sentido por el costo beneficio. Si quisieras fumigar por estos mosquitos, que no representa un problema de salud pública, deberías estar fumigando todo el tiempo toda la ciudad. Tampoco está recomendada la fumigación preventiva para el Aedes aegypti porque solo podés matar al 10%, 20%, pero si no limpías los criaderos, a los tres días tenés más mosquitos”.

Datos a tener en cuenta

Según la información publicada en la web de la ciudad sobre el tema mosquitos, se aclara:

  • La lavandina no mata las larvas. Solo el agua hirviendo y echando el agua sobre superficies donde no se acumule y estén cálidas (como el asfalto).
  • El mosquito no nace enfermo y no se llama Dengue, se llama Aedes Aegypti. Para que el mosquito se enferme tiene que picar a una persona enferma con alguna de las cuatro enfermedades: Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla.
  • El Aedes Aegypti no suele criarse en plazas y parques o ríos y arroyos, es un mosquito doméstico que se acomoda a nuestros hábitos urbanos y necesita estar alrededor de gente para vivir.
  • El Aedes no vuela a más de 50 metros a la redonda, es decir, si ves un mosquito en tu casa es porque se crio en tu manzana.
  • La fumigación debe ser acompañada por el resto de los cuidados porque si bien elimina al mosquito adulto, no mata las larvas. Si no se toman todos los recaudos necesarios, con condiciones de calor y humedad, en una semana puede volver a aparecer.

Cómo evitar criaderos:

  • Evitá mantener o guardar recipientes que acumulen agua en los espacios al aire libre, como patios, terrazas y balcones.
  • Las plantas enraizadas en agua son un lugar excelente para que se críen mosquitos. Las podés trasplantar a una maceta con tierra, o ponerle arena húmeda, que también la mantiene viva.
  • Si tenés pileta y no está en constante uso podés taparla con una lona (que no acumule agua en los pliegues), tela mosquitera o guardarla debidamente seca, donde tampoco pueda acumularse agua y se convierta en un potencial criadero.
  • Si tenés baldes, tachos u otros elementos que acumulen agua, podés darlos vuelta o cubrirlos con malla mosquitera.
  • Al bebedero de las mascotas hay que cambiarle el agua todos los días y limpiarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.