Llevó su Mustang a un taller y se lo chocaron contra una pared

El Ford Mustang es uno de los deportivos emblemáticos que cualquier persona con un mínimo gusto por los autos desea manejar. Ese impulso es el que no pudo contener el hijo de un mecánico de Villa Adelina, en el partido de San Isidro, al cual el dueño se lo dejó para una reparación del caño de escape.

Como en el taller no contaban con lo necesario para realizar el arreglo, el hijo del mecánico llevó el “muscle car” hasta un taller especializado, donde le dijeron que tenía que esperar una hora.

En lugar de esperar ese lapso, decidió pasar a buscar a un amigo para mostrarle el auto. En ese momento realizó una vuelta en U a la altura de Amancio Alcorta y Roca, pero la potencia de los más de 400 caballos de fuerza del deportivo americano V8 le jugaron una mala pasada y terminó chocando a un auto e incrustado contra una pared de una marmolería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.