Los intendentes le plantearon a Alberto Fernández su preocupación por la pérdida de recursos

Prevén una merma en la recaudación propia pero también de los fondos que les giran automáticamente la Provincia y la Nación. Y temen no poder afrontar el pago de sueldos.Prevén una merma en la recaudación propia pero también de los fondos que les giran automáticamente la Provincia y la Nación. Y temen no poder afrontar el pago de sueldos.
Los intendentes de toda la Provincia están en una verdadera encrucijada frente al coronavirus. La caída de la actividad y el enfriamiento de la economía los señala como víctimas privilegiadas por cuanto, se sabe, lo primero que deja de pagar el contribuyente son las tasas municipales, que no implican el corte de la prestación, a diferencia de los servicios como luz, agua, gas, televisión e internet.

Esa preocupación se trasladó hoy en la reunión “virtual” que muchos de ellos mantuvieron con el presidente Alberto Fernández, quien transmitió tranquilidad y aseguró la previsión de auxilios futuros ante la necesidad. Fue durante un encuentro del que participaron junto al gobernador Axel Kicillof; los diputados nacionales Máximo Kirchner y Sergio Massa.

Fernández adelantó que el Gobierno va a implementar un paquete de medidas de más de 380 mil millones de pesos para auxiliar a las empresas y a las PyMEs, y que la tarjeta Alimentar se cargará de forma semanal, y les pidió “ayuda para fiscalizar en los distritos el cumplimiento de los precios máximos”. También hablaron sobre el envío de insumos, sobre la situación económica y social en cada una de las comunas y acerca de cómo los municipios trabajan para controlar el acatamiento de la cuarentena.

Al término del encuentro, el intendente de La Plata, Julio Garro, contó pormenores del encuentro. “Es lógico comprender que lo primero que sucede a nivel nacional, provincial y municipal, es que la participación que la nación le da a la provincia, y la provincia a los municipios cuando algunos vecinos dejan de pagar sus impuestos”, aseguró, en diálogo con Federico Bueno, al aire de FM CIELO

Algo parecido, dijo, pasa con la recaudación local, especialmente frente a un panorama de locales cerrados. “El comerciante tiene que pagar el alquiler, los sueldos, los servicios y el impuesto municipal parece un aporte voluntario”, analizó. Y aunque manifestó que los sueldos se pagaron entre ayer y hoy “minuto a minuto estamos viendo qué podemos recortar del servicio municipal que no estorbe”.

“Nosotros estamos mandando una carta diciendo que el ABL tiene un sentido de pertenencia, necesitamos esos fondos para mantener los servicios de la ciudad, y la verdad es que hoy resultan muy necesarios”, admitió Garro.

A lo largo de la semana, desde Nación se estudió la posibilidad de que los intendentes suspendan el vencimiento de tasas y utilicen como fondo anticíclico cualquier dinero que tengan ahorrado. La respuesta no fue la prevista: muchos salieron a explicar que no resistirán demasiado tiempo semejante caída del nivel de actividad. Incluso hubo intendentes que llegaron a solicitar la creación de bonos o cuasimonedas, a la manera de los tristemente célebres patacones.

“No tenemos margen para dejar de cobrar, es más, si esto sigue así vamos a tener problemas para pagar los salarios”, advirtió uno de los jefes comunales consultados por INFOCIELO al respecto. “Estamos más cerca de pedir que de dar algo”, completó.

Otro alcalde, que hoy participó la conversación, explicó a este portal que su cobrabilidad se derrumbó por la cuarentena y por el cierre de unos 20 mil comercios en su distrito. Los ejecutivos locales, aunque mermen su ingresos, tiene cargos fijos que afrontar como pago de sueldos, recolección de residuos, becas o bolsones de comidas, insumos, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.