Los vecinos del Conurbano Norte serán los más afectados por la nueva ley impositiva de Kicillof

El fastidio de Axel Kicillof todavía domina el ambiente en la Casa de Gobierno platense. Una bronca que ni la aprobación del ajuste impositivo pudo disipar. A sólo un mes de haber asumido, la ley le hizo pagar un costo político de una magnitud que pocos recuerden para un mandatario provincial peronista.

¿Se trató de una astuta jugada política urdida por Cambiemos para desgastar al Gobernador? Ni por asomo. A veces, las respuestas más simples y por absurdas que parezcan, suelen ser las correctas. La explicación del “estrátegico” golpe contra Kicillof fue una consecuencia no planificada del caos interno que vive Cambiemos tras perder las elecciones en la Provincia.

En las Intendencias del corredor norte del Conurbano, sin importar el color político, reconocen que sus vecinos serán los más afectados por el aumento en el Inmobiliario. “Aún con la última modificación de los que abonarán el 75 % de suba en el Imobiliario (al final quedó para casas de vaulación fiscal de $ 1.700.000 o de U$ 300,000 de mercado), el impacto en algunos barrios será muy fuerte”, reconoce un intendente de la región.

“Con esos valores, la mayoría de las casas de las localidades como Olivos, La Lucila, Florida, Martínez, Acassuso, Punta Chica, Tigre Centro (ni que hablar Nordelta o La Horqueta) pasarán a pagar el máximo del impuesto. A esto hay que sumarle el aumento del ABL que también es importante”, aclara el dueño de una de las inmobiliarias más importantes de la Vicente López. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.