Por la pandemia de coronavirus, seis de cada diez niños argentinos serán pobres a fin de año

Entre diciembre de 2019 y diciembre de 2020, la cantidad chicas y chicos pobres pasará de 7 millones a 8,3 millones en todo el país. Esto equivale a decir que el 62,9% del total de la población infantil del país (6 de cada 10 niños y adolescentes), viven en condiciones de vulnerabilidad social, una situación que se agravó por el parare económico a causa de la pandemia de coronavirus.

El duro diagnóstico que dio a conocer este miércoles Unicef empeoró respecto del difundido en mayo. En ese mes, la organización que está bajo la órbita de la OMS había calculado que para diciembre de 2020 habría 7 millones de niños pobres en Argentina, es decir, el 57,2% del total de chicos. Ahora, subió 5 puntos porcentuales ese dramático panorama.

Unicef volvió a remarcar que pese a la gran cantidad de programas destinados a evitarlo, Argentina nunca logra reducir este indicador y advierte que en los últimos años, la cifra empeoró y ahora se recrudeció con la crisis sanitaria por el covid-19 que afecta a todo el mundo.

Respecto de los chicos que están en situación de pobreza extrema, es decir, indigencia, las proyecciones también son igual de preocupantes. Se pasó de estimar 1,8 millones de niños indigentes (16,3%) a 2,4 millones (18,7%) que prevés caerán en esta situación a fin de año.

Si la pobreza infantil se mide por la zona donde los chicos viven, en los barrios populares superará este año el 90%, describe el trabajo de Unicef.

El cambio en el diagnóstico de Unicef se debe a la modificación de las proyecciones económicas que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el país. Mientras en abril, el organismo multilareral calculaba una caída del PBI de 5,7%, hace un mes corrigió esa proyección a 9,9% para este año, lo cual traerá aparejado más pobreza, desempleo y deterioro en la calidad de vida de los argentinos.

También los análisis del FMI para el próximo año no son alentadores. Redujo la recuperación que preveía. Ahora estimó que será más lenta en 2021.

Así las cosas, según Unicef, si bien las medidas que se llevan adelante para mitigar el parare económico ayudan a combatir la falta de recursos de las poblaciones en especial más vulnerables no alcanzan para evitar el duro panorama que trazaron y menos para resolver el problema social de fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.