¿Qué se sabe sobre la vacuna contra el coronavirus que se probará en Argentina?

Las pruebas de la vacuna contra el coronavirus en la Argentina comenzarán a principio de agosto y los voluntarios que formen parte no recibirán remuneración, pero les cubrirán los gastos. Se someterán a un seguimiento de parte de un equipo de unas 700 personas. Les pagarán los traslados al hospital y los estudios diagnósticos que deban hacerse.

Durante las próximas semanas Pfizer y BioNTech continuarán evaluando el plan de desarrollo clínico a lo largo del tiempo para determinar la necesidad y viabilidad de sitios adicionales.

El gerente general de la compañía farmacéutica Pfizer, Nicolás Vaquer, explicó que se trata de voluntarios, “no se les paga, no hay remuneración, pero sí se toman todos los recaudos para que no incurran en ningún gasto: se cubren traslados al hospital y los estudios diagnósticos que deban hacerse”.

El directivo del laboratorio señaló que a nivel mundial serán unos 30 mil los voluntarios que se someterán a las pruebas, aunque aclaró que “todavía no está definido el número que habrá en Argentina”.

Vaquer explicó en declaraciones radiales que “el investigador va a ir a buscar a los voluntarios activamente” y remarcó que “la idea es tener en la prueba una representación variada de la población, Si bien es un estudio clínico, se busca que sea algo traspolable a la población general. La idea es reclutar una población variada de lo que es la región metropolitana de Buenos Aires”.

En nuestro país habrá un “equipo de 700 personas” para participar del operativo de seguimiento de cada uno de los voluntarios. La intención del laboratorio es “empezar a principios de agosto” con las pruebas en la Argentina, para lo cual están “presentando toda la documentación ante la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica)”. El único centro de salud habilitado para las pruebas de la vacuna contra el coronavirus será el Hospital Militar Central “Cosme Argerich”.

En caso de que se desarrolle, la vacuna sería importada desde Alemania, donde se encuentran la sede principal del laboratorio. “Ya hicimos un estudio fase uno y dos que se está haciendo en Estados Unidos en Europa. Esto sería avanzar a un estudio fase dos/tres donde va a entrar la Argentina. La idea es reclutar 30 mil individuos para probar la vacuna para tener una representación de la sociedad, los grupos añosos son importantes porque son los que más padecen la enfermedad”, contó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.