Se espera una inversión de 270 millones de dólares en vivienda para 2021 en Pilar

La pandemia, el aislamiento y la añoranza de un espacio para respirar aire puro lejos del encierro entre cuatro paredes hicieron de Pilar el sitio ideal para depositar las expectativas de una mejor calidad de vida. Ahora bien, el boom inmobiliario reflejado en la venta de lotes –llegaron a cerrarse 5 mil operaciones por mes a fines del 2020- tuvo su contracara: el aumento del valor de la tierra.

Desde la salida de la cuarentena estricta hasta la fecha, el precio de los lotes en el distrito se incrementó alrededor de un 60%, tanto en urbanizaciones cerradas como en barrios abiertos con servicios.

Así, según los datos aportados por el secretario de Infraestructura, Planeamiento y Servicios Públicos de Pilar, Guido Bordachar, a El Diario, lotes cuyo valor oscilaban entre los 15 mil y los 25 mil dólares hoy rondan entre 25 y 40 mil dólares. 

La suba, empujada por la escasez de la oferta, se refleja en una disminución en la cantidad de transacciones, que de todas formas, continúan en un número alto, cerca de las 3 mil por mes.

“Se produjo una disminución en la cantidad de operaciones, aunque siguen siendo altos los números y sigue habiendo rotación”, afirmó el funcionario, para agregar que la tendencia es una consecuencia de “la demanda sostenida por varios meses”.

Para el 2021, las proyecciones revelan una inversión en construcción de viviendas de 270 millones de dólares.

En cuanto a los valores de edificación, los mismos varían entre 450 y 500 dólares el m2 para propiedades de hasta 170m2 en barrios cerrados de clase media. Y los números se elevan a entre 700 y 800 dólares el m2 para las casas lujosas de más de 400 m2.

Nuevos desarrollos
Dentro de este escenario también hicieron su aparición las grandes inversiones y en este sentido, las proyecciones contemplan la construcción de más de 500 mil metros cuadrados cubiertos en el territorio local  para todo concepto (viviendas, oficinas y centros comerciales), así como la llegada de unos 80 grandes desarrollos inmobiliarios que van desde nuevos loteos hasta town houses y edificios de departamentos. 

“Hoy los desarrolladores se ven obligados a poner en la mira otros distritos y los más convocantes son Pilar y Escobar, que son los que tienen características similares”, destacó Bordachar, no obstante aclaró que más allá de lo atractivo que puede resultar que Pilar se convierta en una tierra apetecible para la llegada de inversiones, “lo que no vamos a permitir es un crecimiento anárquico y desordenado donde el ítem que se tenga en cuenta es si deja o no dinero”.

Así, con el famoso “diario del lunes” de lo que ocurrió en las primeras dos oleadas de nuevos habitantes, en la década de los 90 y a mediados de la del 2000, donde primó la falta de planeamiento, desde el municipio refuerzan la necesidad de que las nuevas inversiones estén en consonancia con la identidad de Pilar. Y que, además, propicien un crecimiento armónico a su alrededor.

“Nosotros queremos que Pilar siga siendo teniendo un perfil de relax y que compita con la ciudad de Buenos Aires y para eso cada persona que se muda al distrito tiene que tener la posibilidad de tener un parquecito, una huerta, una parrillita”, explicó el funcionario.

“Por otro lado, -continuó- les pedimos a los desarrolladores que generen mixturas, espacios comerciales de cercanías, sectores educativos que permitan que la gente no necesariamente se tenga que estar trasladando todo el tiempo dentro del distrito”.

Nuevas zonas
Con la mira puesta en un crecimiento equilibrado, desde el municipio buscan impulsar zonas todavía no explotadas y en este punto, ciertos sectores de Villa Rosa y Carabassa llevan la delantera.

“Pilar tiene la suerte de ser una de las localidades con potencial de crecimiento que sigue teniendo espacio verde para crecer. Una de las zonas está en las cercanías de Villa Rosa por las vías aledañas como puede ser la calle Argerich, la calle Florida”, señaló el titular de Obras Públicas. Y sumó “zonas cercanas a la ruta 34 y a la ruta 28 que todavía no están desarrolladas, como sectores en las inmediaciones de la Asociación Argentina de Polo”. 

60%
Aproximadamente aumentó el precio de la tierra apta para construir en Pilar durare 2020.

500
Mil metros cuadrados cubiertos se construirían este año en el distrito.

80
Son los complejos de viviendas que están en carpeta para realizarse en 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.