Un fiscal imputado y nueve policías detenidos por presunto armado de causas de narcotráfico

Un fiscal de San Isidro quedó imputado y con un pedido de desafuero para ser detenido, mientras que dos de sus secretarios ya fueron arrestados, al igual que nueve policías y dos abogados están prófugos, en la causa por “narcotráfico y asociación ilícita”, por la que se allanaron hoy una fiscalía y la sede de la Drogas Ilícitas de la policía bonaerense en ese partido del conurbano, informaron fuentes policiales y judiciales.

Las detenciones fueron ordenadas por la Justicia Federal de San Isidro y realizadas por efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA), en el marco de 34 allanamientos en los que se secuestraron armas, drogas, dinero en efectivo, documentación, teléfonos celulares y hasta tres picanas eléctricas.

El fiscal imputado en la causa y con pedido de desafuero es Claudio Scapolán, actual titular del Área Ejecutiva de Investigaciones Criminales de San Isidro, por presunto armado de causas junto a policías cuando estaba al frente de la ex Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Investigaciones Complejas de ese departamento judicial, disuelta desde diciembre de 2016.

Al menos 34 allanamientos fueron ordenados esta mañana por la jueza federal 1 de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, en un expediente que lleva el número 36447, que se inició en 2016 y en el que también interviene la Fiscalía Federal 2 de ese distrito, a cargo de Rodolfo Fernando Domínguez.

Si bien la causa se maneja con absoluta reserva desde el juzgado, una de las fuentes judiciales consultadas por Télam indicó que se trataría de una investigación vinculada “al narcotráfico y al presunto armado de causas”.

Los allanamientos fueron realizados a pedido de la Justicia por detectives de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina (PFA).

La fiscalía allanada es la ex UFI de Investigaciones Complejas de San Isidro (ahora rebautizada como de Drogas Ilícitas), que funciona en el segundo piso de los tribunales de la calle Ituzaingó 340, donde en 2015 se desempeñaba Scapolán y de donde la PFA secuestró computadoras y documentación.

Por tener fueros, Scapolán no pudo ser detenido, pero la jueza Arroyo Salgado y el fiscal Domínguez ya pidieron su desafuero y en los próximos días fijaran fecha para su indagatoria.

Los dos secretarios que en esa época trabajaban en esa UFI junto a Scapolán, Maximiliano Jurisch y Gustavo Sanvitale, en cambio sí fueron detenidos hoy por la PFA.

También fue allanada con el mismo objetivo la Delegación San Isidro de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de la policía bonaerense, ubicada en la avenida Del Libertador 14243 de Martínez.

Fuentes de la investigación aseguraron a Télam que en total fueron detenidos nueve policías: Los comisarios Marcelo Di Rosa y Roberto Adrián Okurzaty; los subcomisarios Oscar Antonio Caviglia y Juan José Magraner; los oficiales principales Juan Alberto Elizalde y Juana Elizabeth Medina; el subteniente primero José María Delgado; el sargento Santiago Ignacio Cabre; y el ayudante Alexis Jesús Tabares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.