Un hombre de 35 años murió calcinado tras una pelea en su casa

Un hombre de 35 años murió calcinado luego de que le arrojaran encima dos colchones y prendieran fuego la casa en la que se encontraba en estado de ebriedad, tras una pelea con su tío, que fue detenido como acusado, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Las víctima fue identificada como Walter Ortíz Pereyra y el detenido es su tío, Pedro Ortíz Pereyra (60), quien se negó a declarar esta mañana antes el fiscal 4 de Moreno Federico Soñora, a cargo de la causa.

El hecho ocurrió el domingo a la noche en una casa situada en Camue y Estrada, de Cuartel V, Moreno.

De acuerdo a lo que reconstruyeron los pesquisas, tío y sobrino, junto a otros familiares, se reunieron en esa casa a beber y, en ese marco, se produjo una pelea entre los dos primeros.

Según las fuentes, el menor de los Pereyra se encontraba en estado de ebriedad y su tío le tiró dos colchones encima, tras lo cual prendió fuego la casa, donde lo dejó atrapado,

Un vecino alertó a la policía sobre el incendio en la casa y cuando los bomberos llegaron al lugar encontraron los restos del hombre calcinados.

Tras declarar, el detenido fue trasladado a la comisaría 4ta. de Moreno, acusado de homicidio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.