Va a juicio el abogado que chocó y mató con su lancha en el Delta

El 23 de marzo de 2018 Tamara viajaba junto a sus padres cuando la embarcación fue embestida en un sector que se caracteriza por un giro pronunciado del curso de agua por una embarcación de mayor porte, conducida por el abogado Manuel Beccar Varela con seis amigos a bordo.

El fiscal de la UFI de Tigre Mariano Magaz concluyó el período de instrucción de la causa por lo cual el abogado deberá afrontar el juicio por homicidio de la joven, y también por las lesiones de los padres, Ángel Suetta y Elena Fontini, que sufrieron politraumatismos.

Manuel Beccar Varela, un reconocido abogado penalista, deberá afrontar los cargos por homicidio culposo agravado por la conducción negligente, imprudente y antirreglamentaria de un vehículo con motor.

El letrado conducía su lancha “Bicuña” según se determinó en la investigación alcoholizado con 0,83 gramos de alcohol por cada litro en sangre cuando el máximo permitido es de 0,50 lo cual resulta en un agravante, ya que el fiscal consideró en la elevación a juicio que en tal circunstancia “sus reflejos y percepción pudieron haber estado disminuidos” resultando en la imposibilidad de evitar la colisión de las embarcaciones en una zona en la cual por sus características se deben extremar los recaudos.

Asimismo según lo periciado Beccar Varela se desplazaba en su embarcación por el carril contrario en dirección al puerto de Tigre, y por esta maniobra al girar impactó de lleno contra la embarcación “Correcamino”, golpe que le causó la muerte inmediata a Tamara.

El fiscal consideró que el abogado realizaba “una navegación negligente, imprudente y en clara violación al deber objetivo de cuidado que le correspondía en la conducción de una lancha a motor”.

Distintas pericias corroboran esta caracterización, ya que concluyeron que el régimen del motor era el de una velocidad excesiva para el horario nocturno y las características, en coincidencia con los testigos. El informe citado por InfoBAE, elaborado por el asesor técnico en Navegación y Maniobras, el prefecto Alberto Adrián Penas, establece que el choque se produjo debido al incumplimiento por parte de la embarcación “Bicuña” de las siguientes normas de navegación Regla 5 (vigilancia), Regla 6 (velocidad de seguridad), Regla 9 (canales angostos) y la violación al límite permitido de alcohol en sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.