Zamora copia a Valenzuela y ajusta en el salario de los trabajadores municipales

Los sindicatos de Trabajadores Municipales se quejaron por descuentos en sus haberes y amenazan con ir a un paro el próximo lunes.
Mientras la mayoría de los intendentes bonaerenses logra, con denodados esfuerzos, pagar la totalidad de los salarios de abril, en un contexto de caída de la recaudación propia y de las transferencias de Nación y de Provincia, en Tigre, un municipio de los denominados “ricos”, dieron la nota.

Es que, según denunció el sindicato ATRAMUTI, enrolado en FESIMUBO, los recibos de sueldo correspondientes al mes de abril llegaron con “descuentos inesperados” que “trastocan brutalmente la economía de un gran número de familias trabajadoras”.

El ejecutivo, de la mano de Julio Zamora, descontó ítems como productividad, presentismo, salario por hijo, entre otros, de manera unilateral y sin aviso, provocando una verdadera catástrofe. Desde el sindicato advirtieron que esa parte “representa una alta porción de los haberes que cobramos en mano”.

“Nuestro sindicato en línea con nuestra Federación rechaza cualquier rebaja salarial sobre los que menos tienen y despidos, más aún si las decisiones se toman de manera unilateral”, se lee en la nota elevada por el Secretario General del gremio, Héctor Paz.

La movida de Zamora se homologa con la que intentó Diego Valenzuela, su colega de Tres de Febrero, electo por Juntos por el Cambio, quien promovió recortes salariales de 10 y 5 por ciento en su planta de trabajadores municipales. La iniciativa fue impugnada por los gremios estatales y quedó en stand by tras la intervención del Ministerio de Trabajo.

Tigre es uno de los distritos considerados “ricos” dentro de la Provincia. El presupuesto municipal de 2019 se acercó a los 10 mil millones de pesos, de los cuales se estima que el 75 por ciento proviene de recursos propios, a partir de las tasas que cobra a grandes emprendimientos inmobiliarios y a los complejos industriales radicados en el distrito.

Se trata de una situación diametralmente opuesta a la que afrontan municipios que “viven” de las tasas que se cobran a frentistas y que dependen en proporciones mayores de los recursos de la Provincia y de la Nación, que, como se sabe, muestran caídas de hasta 50 por ciento producto del freno de la actividad productiva.

Zamora tiene hasta las 12 del mediodía del lunes para dar una respuesta a los municipales, que advierten que habrá acciones colectivas, por las cuales responsabilizan directamente al Ejecutivo Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.